La piel del rostro es fiel reflejo del momento que atravesamos. Los problemas se marcan en el rostro. Hay que estar atentos a los signos de alerta y combatirlos. Si tu cara tiene aspecto cansado, arrugas marcadas y está apagada puede ser un problema de deshidratación. La hidratación es la base del antienvejecimiento. Por tanto, conviene cuidar al máximo este punto.

El paso más importante para lucir una piel perfecta es la limpieza. Busca un jabón apropiado a tus características y lava tu rostro un par de veces al día. Preferentemente, antes de aplicar tu rutina de belleza. Geles o jabones limpiadores hay muchos. Los que tienen efecto calmante son ideales ya que aportan una sensación de bienestar inmediato. Uno de los más aclamados es el de Khiels, a base de caléndula, Calendula Deep Cleansing Foaming Face Wash. Puedes adquirirlo desde once euros. Esta firma de belleza ofrece unos descuentos importantes un par de días al año. Vale la pena aprovecharlos.

Este jabón de caléndula tiene propiedades calmantes

Para completar el proceso de hidratación necesitamos una buena crema. Dos son las que destacan en el mercado: Moisture Surge, de Clinique. Skin food, de Weleda. En cuanto a la primera, tiene textura gel y promete hidratación durante 72 horas, incluso después del lavado. Está recomendada para todo tipo de piel. El precio es de 36 euros, dependiendo de dónde se adquiera.

Skin Food se ha convertido en best seller desde que Victoria Beckham la recomendara en sus redes. Weleda es una firma que está en el mercado desde el siglo pasado y que destaca por su cosmética natural. Skin Food es una crema de textura consistente. Es posible que tu piel no la absorba rápidamente. La solución es quitar los restos sobrantes con un poco de papel. Para los amantes de texturas más ligeras, Weleda ha lanzado al mercado el mismo producto en versión fluido. Skin Food puede utilizarse en todas aquellas partes del cuerpo que requieran hidratación. El precio es de 14 euros.