Las maquinaciones del rey

Sofía mantiene contacto con su esposo

Don Juan Carlos no para de elucubrar la forma de regresar a España. Algo a lo que se oponen Felipe y Letizia. El emérito se ha convertido en una condena para los reyes. No quieren verlo ni en pintura. Sin embargo, Juan Carlos no se da por vencido y ha trascendido lo que tiene en mente para conseguir su objetivo. Nada más ni menos que presentar una declaración ante Hacienda para regularizar su situación.

Esta declaración no está “relacionada con sus posibles bienes en el extranjero, sino con el uso de tarjetas bancarias por parte de Juan Carlos I y sus familiares con fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, que está siendo investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo”, explican en El País.

Siguiente: Elena y Cristina, en la picota

Anterior1 de 2