No corren buenos tiempos para la infanta Elena. Desde que su padre partiera a Emiratos Árabes, se encuentra desamparada. No en vano, don Juan Carlos siempre ha sido su roca. La ha protegido y guiado. Esto ha hecho mella en ella. Se encuentra perdida y algo tocada. Y por si lo anterior no fuera suficiente, la infanta está en boca de todos por culpa de Froilán, Victoria Federica y aledaños.

El pesar de Elena
La infanta en la encrucijada

Si hay alguien que echa de menos a don Juan Carlos esa es su hija mayor. La relación de Elena con su padre siempre ha sido muy estrecha. Fue ella quien le aconsejó abdicar: “Papá, no dejes que te humillen más”. Poco tiempo después, el rey quedaba fuera de la Familia Real. Empezó el principio del fin.

Como era de esperar, Elena y Cristina arroparon a su padre semanas antes de partir. Pasaron el mayor tiempo posible con él. Todos sabían que no podía fijarse una fecha para el rencuentro. Las infantas no estaban de acuerdo con la decisión que mandaba que don Juan Carlos debiera abandonar España. Creían que sus méritos superaban a sus errores. Sin embargo, don Felipe no lo veía así.

Siguiente: El difícil momento de la Infanta por sus hijos

Anterior1 de 3