La vida de Leticia Sabater se fundió a negro el pasado domingo cuando descubrió que su casa, que había alquilado a terceros, había sido la sede de una fiesta multitudinaria en la que no faltaron algunos rostros conocidos entre los más de veintitrés invitados, todos sancionados por agrupación superior a seis personas.

Desde entonces, la presentadora y cantante intenta responder a todas las cuestiones que desde la policía y guardia civil se le están formulando. Insiste en que es inocente de todo lo que se le acusa y mantiene que no era consciente de lo que ocurría en el interior de la vivienda.

Instante en el que Leticia Sabater decide fotografiar el destrozo en su casa

Aunque en estos momentos la investigación se centra en saber quién autorizó la celebración de una fiesta que incumplía la normativa vigente para la lucha contra el Coronavirus, Leticia se encuentra muy enfadada. No entiende ni el trato de los medios de comunicación ni tampoco la premura con la que algunos han sacado conclusiones que no corresponden con la realidad.

Promete contarlo todo

Bien asesorada por su defensa, cuentan a EseCorazón que Leticia tiene intención de iniciar acciones legales contra quienes realizaron la celebración. Para ello ha decidido guardar todo el material fotográfico que realizó cuando descubrió que su casa se había convertido en un vertedero de alcohol, restos de cotillón y bolsas de basura.

La presentadora y cantante Leticia Sabater está enfadada

Discreta, pues quiere respetar la investigación iniciada, Leticia atiende con respeto la llamada de este digital y aclara el motivo de su silencio: «No puedo hablar porque hay una investigación policial abierta. Eso sí, cuando pueda hablar lo contaré todo con pelos y señales».