La reaparición en sociedad de Carlos Lozano ha provocado infinidad de reacciones. Hay quienes consideran que el presentador volvió a hablar de su tema fetiche y otros, en cambio, que creen que fue su noche más brillante. Lo que nadie esperaba es lo que hizo Mónica Hoyos. Una humillación con un desplante sin precedentes.

Carlos Lozano es un hombre nuevo

Con doce kilos menos y un aspecto envidiable, a sus 58 años Carlos Lozano aceptaba la invitación de Sábado Deluxe para ofrecer su primera entrevista tras más de un año en silencio. Aunque el presentador sí había participado telefónicamente en algunos programas veraniegos como Bámbola, lo cierto es que nadie entendía su repentina desaparición.

Según explicó él mismo, todo se debió a que acabó harto de un tipo de televisión que le convirtió durante un tiempo en un personaje más, alejando del su estatus de presentador. Los desencuentros con sus ex parejas despertaron un interés que él no supo frenar. Arrepentido, asegura que es un hombre nuevo y que quiere enterrar el pasado, sobre todo el relativo a Miriam Saavedra. Lo de la madre de su hija, Mónica Hoyos, es diferente. A pesar de la terrible humillación.

Siguiente: Carlos Lozano habla de Mónica Hoyos

Anterior1 de 3