La relación entre Jorge Javier Vázquez  y Belén Esteban se ha resquebrajado en diferentes ocasiones. Sin embargo, esta vez podría ser la definitiva. Todo ha ocurrido cuando el presentador enseñaba fotos de la rubia donde no aparecía favorecida. Belén se ha molestado y ha hecho notar que eso era algo que la incomodaba. Hasta aquí, podría considerarse normal. Pero la cosa se ha torcido cuando la rubia ha manifestado que ella también había tenido fotos comprometidas de Jorge y no las había mostrado.

Acto seguido, Jorge Javier ha dejado claro que no piensa aguantar esa postura de Belén y ha manifestado que lo dicho deja claro la persona que es. El comunicador ha expresado que le dan igual las lágrimas de su compañera y que está más que harto de ella: “Ese tipo de comentarios me demuestran qué persona eres. Chata, conmigo no, ¿Solo a ti se te puede perdonar? Ahora no me llores porque me da igual». Lo siguiente ha sido mandarla a tomar por saco. Tal como era de esperar, Belén ha abandonado el plató de Sálvame. Está por ver cómo se resuelve este contencioso.

Jorge Javier le para los pies a Jorge Javier y se lía

Hace un tiempo, Jorge y Belén mantuvieron un altercado por cuestiones políticas. Ella era la entrevistada del Deluxe y cargó contra el gobierno por la gestión de la pandemia. En un principio, el presentador se puso a mirar su teléfono argumentando que no le interesaba nada su discurso. Posteriormente, todo saltaría por los aires y Jorge Javier abandonaría el plató cediendo el testigo a Lydia Lozano.

Unos días más tarde, Vazquez cargó duramente contra la Esteban y la dejó temblando. Entre otras cosas manifestó que sus sacrificios en pandemia se habían limitado a colaborar en Sálvame desde su casa y cobrar el sueldo íntegro. Y así una tras otra. No sería hasta tiempo después que la pareja haría las paces. Parecía que las cosas marchaban bien pero se han vuelto a torcer.