Kiko Rivera está en el centro de la noticia desde que hiciera saltar por los aires la imagen de su madre. El DJ aseguró que Isabel Pantoja le había engañado y manifestó sentirse muy decepcionado. A la vez, pedía encarecidamente que la tonadillera contactara con él para arreglar la situación.

Isabel no ha dado un paso adelante para encontrarse con su hijo. La comunicación está rota. La tonadillera está muy dolida y hundida. Jamás imaginó que Kiko pudiera destrozarla de esa manera en los medios. Es algo que no puede digerir y que le ha afectado haciéndola caer en un pozo. La decepción es mucha y es muy difícil que vuelva a confiar en quien la ha traicionado de esa forma.

En esta situación, Kiko Rivera ha dado un paso atrás. Ha comprobado que cada vez son más las voces críticas contra su comportamiento. Así las cosas, tras embolsarse una cantidad económica muy importante por sus entrevistas, el DJ está centrado en sus proyectos. Uno de ellos, un programa de televisión donde realiza entrevistas.

La decisión de Kiko Rivera

La relación de Isabel con Kiko es inexistente

Ha sido en uno de estos programas donde Kiko Rivera ha afrontado un problema que le consume, las adicciones. Y lo ha hecho con Sofía Cristo, quien pasó por el mismo infierno y hace ocho años que está limpia. El DJ ha prometido a Sofía que realizará un programa en un centro de Sevilla. Él asegura no consumir pero también siente que la idea está siempre presente. Esto hace que le de miedo quedarse solo y que tenga que estar siempre en compañía.

Sofía Cristo asegura que la terapia del centro de adicciones, que ella conoce tan bien dado que colabora, al que asistirá Kiko, va muy bien porque te dan herramientas para frenar los pensamientos que el ansia por consumir crea. Sin duda, todos desean que la gran decisión de Kiko Rivera sea un éxito.