Sabrina Mahi fue uno de los rostros más queridos y carismáticos de la segunda edición de Gran Hermano. Conquistó al público con su inocencia y espontaneidad, y también, porqué no decirlo, gracias a su relación con su compañero de edición Ángel Tous, cuyo amor acabó culminándose al contraer matrimonio en el año 2003.

La mujer de la sonrisa, aquella que conquistó los platós de televisión y que logró consagrarse como uno de los rostros habituales del entretenimiento en la década de los 2000, podría tirar por tierra su tierna imagen, todo ello debido a unas declaraciones que poco o nada gustarán a nuestros lectores.

Fuentes muy cercanas a la protagonista aseguran a eseCorazón que Sabrina se ha convertido en toda una negacionista del Covid-19: «Todo esto que estamos viviendo me parece una farsa y no me lo creo. Forma parte de un circo sin sentido».

Estas serían las palabras que la rubia habría compartido con su círculo más cercano, quienes nos han hecho llegar su preocupación por la actitud de Sabrina. ¿Qué le ha pasado a la ganadora de Gran Hermano 2 para cambiar de tal manera con el paso de los años?

Sea como fuere, el caso de Sabrina Mahi es muy similar al de otros rostros conocidos del panorama nacional que piensan que la pandemia mundial que estamos viviendo es una mentira creada con algún fin.

Una vida apartada de todo

Parece que las muertes de casi 40.000 personas en España no son suficientes para que piensen lo contrario. Miguel Bosé o la cantante Verónica Romero, son tan solo algunos de los casos de personas relevantes que han negado la existencia de la Covid-19, sugiriendo a su séquito de seguidores a seguir su ejemplo.

Sabrina y Ángel Tous

Alejada del foco mediático, la exmujer de Ángel Tous decidió enfocar su faceta profesional en el mundo del laboratorio, y actualmente trabaja como responsable de un departamento de calidad en una conocida fábrica. Para ello, Sabrina cursó sus estudios de técnico superior en química ambiental y ciencias medioambientales, donde, parece, ha encontrado su hueco.