El pasado lunes se cumplieron cuatro años de la muerte de Cristina La Veneno. Una efeméride que en «Sálvame» quisieron festejar haciéndole un «homenaje» durante la emisión del programa. Con conexiones con algunas de las personas más importantes de su vida -o, al menos, las que la marcaron peligrosamente-, el espacio de Jorge Javier Vázquez hizo un viaje por la vida de uno de los personajes de moda.

Captura del programa Sálvame durante la intervención de la hermana de La Veneno

Centrándose en lo más turbio de su trayectoria, el programa decidió conectar con Trini, una de las hermanas de la socialité. Una conexión que pretendía recordar las bienaventuranzas de la primera mujer transexual famosa, pero que acabó como el Rosario de la Aurora.

Sobre todo cuando la invitada decidió llamar a Cristina en masculino: «Para mí es Joselito y será siempre Joselito porque él mismo nos decía que para la familia siempre sería Joselito», insistía Trini ante el estupor de Miguel Frigenti que le recriminaba su comportamiento.

Las redes en tromba contra el programa

Las redes no perdieron la oportunidad de subrayar el modélico comportamiento del colaborador al tiempo que resaltaban que Jorge Javier Vázquez, reconocido defensor de los derechos LGTBI, secundara la actitud de la familiar: «Es que claro, si en su propia casa le llamaban en masculino…».

La postura del de Badalona no solo sorprende, pues él ha confesado el problema que tuvo con su padre debido a su orientación sexual, sino que ha ofendido a gran parte del colectivo.

Otros miembros del programa, en cambio, se han manifestado contrarios a la opinión del moderador que se ha mantenido contrario a proteger el honor de una mujer transexual que, tal vez, perdió la vida por no ser comprendida. Eran otros tiempos.