Polémica, lenguaraz y muy clara. Así es Rebeca Pous quien, a pesar de ser cantante de profesión, está acostumbrada a lidiar con polémicas de todo tipo. Tal vez por eso durante varias temporadas se ganó la vida como contertuliana del extinto «Cazamariposas» de Nando Escribano y Nuria Marín. Ahora, convertida en concursante de «La Casa Fuerte«, la intérprete de «Duro de pelar«, está dando divertidos momentos entre tanta bulla y desconcierto.

Perseguida por la sombra de su madre, la indomable Franciska del Toro, la identidad de su padre sigue siendo un auténtico misterio. Son muchas las especulaciones y muchos los nombres que posan sobre la mesa de la información, pero hace un tiempo del Toro confesó abiertamente, y después de muchas presiones, que el padre biológico de Rebeca es Jesús Hermida. Franciska quiso aclarar, en conversación con El Español, que mantuvo un romance clandestino y secreto con el periodista.

Jesús Hermida sería el padre de Rebeca, según Franciska

Para que nadie dudara de su testimonio, la madre de Rebeca aseguró que su relación con Hermida se inició en Nueva York cuando él hacía las veces de corresponsal para Televisión Española y ella hacía sus pinitos en el mundo de la música. Ante el interés generado, Franciska aclaró que cuando fue consciente de su situación no quiso decírselo al periodista, puesto que él estaba casado y con hijos.

EseCorazón ha podido saber que la confesión de Franciska cayó como un jarro de agua fría en aquel entonces. Tanto es así que, incluso, pensaron en iniciar acciones legales contra ella y contra todos los medios de comunicación que se hicieron eco de estas declaraciones.

Rebeca, salió al paso para desmentir
Rebeca y su madre, Franciska, en una intervención televisiva

No se lo pensó dos veces. En declaraciones concedidas a la revista «Corazón», Rebeca quiso desmentir a su propia madre insistiendo, de forma contundente que su padre «es y será siempre José María Pous». Una afrimación que podría confirmar el juego de nombres que desde 2009 se han publicado y que fueron más cuando Franciska declaró abiertamente: «La verdad es que ni yo misma sé quien es el padre de mi hija».