Raquel Mosquera tiene claro que su familia está por encima de todo. Conoce la fama desde que se ennovió con Pedro Carrasco. Una relación que se rompió al fallecer el querido boxeador. Aquello fue un auténtico palo para la peluquera. Estuvo sumida en una profunda depresión. Sus padres y hermanos fueron fundamentales para su recuperación.

Tras un largo periodo de ausencia, Mosquera regresó a los medios. En aquellos días se mostró enamoradísima de Tony Anikpe. Lo presentó como economista pero la mentira quedó desmontada al poco tiempo. De aquella relación nació una niña que ya ha cumplido quince años. Raquel ha querido presentarla en redes sociales y ha compartido una imagen donde se las ve a las dos muy felices tras ir a comer para celebrar la onomástica de la joven, que se llama como su madre.

Raquel y su hija mayor están muy unidas

Raquel concursó en Supervivientes y triunfó. Gustó ver a la peluquera participativa y contenta. Desde entonces no se prodiga demasiado en televisión. El medio le gusta pero también le trae problemas. Especialmente, cuando concede entrevistas para hablar de Rocío Carrasco. Mosquera relató ciertos hechos sucedidos durante su matrimonio con Pedro que sorprendieron.

En la actualidad, Raquel está feliz junto a Isi. Tienen un niño y ella está dedicada a su negocio de belleza, moda y peluquería. También ha tomado una decisión, cambiar su maquillaje. Ha abandonado el toque caribeño para optar por el estilo nude. Y le sienta muy bien.