Llegó la hora de la verdad para Isa Pantoja y Asraf Beno. La pareja se ha convertido en la última  expulsada de La casa fuerte. La pareja ha sido expulsada del reality. El comportamiento de él ha sido diseccionado en los platós. Pues bien, nada más llegar al plató, el joven ha reconocido que ha pensado más en él que en su novia. No es fácil reconocer que te has portado de forma egoísta pero Asraf Beno lo ha hecho. Por su parte, Isa ha asegurado que la relación que mantiene no es como se ha visto en la casa. Ambos han afirmado que las presiones recibidas les han sacado de sus casillas provocando una serie de reacciones no habituales en ellos.

Isa tiene claro que lo primero que hará será ver a su hijo. Y después, abrazar a su madre. Aunque La casa fuerte le ha permitido aislarse del escándalo Cantora, tiene ganas de mediar para que los suyos acerquen posturas. Recordemos que Kiko ha acusado a su madre de estafarle al haber hecho uso de la herencia de su padre en su beneficio. Según el DJ, el resultado de estos tejemanejes serían importantes deudas que él tendría que satisfacer y que podrían pasar a sus hijos.

Isa y Asraf tienen que enfrentarse a varias polémicas

Jorge Javier ha agradecido a Isa el hecho de que no se ha negado a contestar a ninguna pregunta sobre el conflicto entre su hermano y su madre. Por su parte, Asraf considera que ha sido el blanco fácil para algunos compañeros. La pareja sigue adelante con sus planes de boda. Tan solo una cosa les preocupa, la salud del joven. Le fue diagnosticado un problema en los pulmones y los médicos le dieron un año de vida.

Las pruebas médicas continúan para Beno. Así habla el joven de esta cuestión: “No es un cáncer, no es una tuberculosis, pero algo será”. Y es que tras varios chequeos, los médicos no saben exactamente Asraf. Sin duda, un tema doloroso y que hace que al protagonista se le salten las lágrimas cuando lo aborda. Por más fuertes que soplen los vientos, a Isa Pantoja y Asraf no hay quien los separe.