Mirtha Legrand regresó a El Trece tras más de doscientos días de ausencia. La pandemia hizo que la diva se recluyera en su domicilio con la única compañía de una asistenta. Bellísima, emocionada y muy elegante, la comunicadora se presentó ante su público enfundada en un vestido azul Francia con bordados en pedrería. Y como no, hizo algo que su fans aman, desglosar su look.

La diva de la televisión agradeció que el canal hubiera creado una burbuja para ella. Todos los participantes en esta edición especial de La noche de Mirtha pasaron la prueba del covid y en el estudio se guardaron todas las medidas sanitarias que el virus requiere. Por cierto, que Legrand no va a ponerse la vacuna rusa, la primera que llegará a Argentina, prefiere la de Phifer.

Volvió Mirtha

De izquierda a derecha, Juana, Mirtha y Marcela

Mirtha no quiso dejar pasar la ocasión de felicitar a su nieta. Y es que Juana Viale ha hecho un gran trabajo sustituyendo a su abuela. Ha dejado el pabellón muy alto y ha sorprendido. Y, de repente, apareció Marcela Tinayre, la hija de la diva. Una mesa de mujeres que reunió a tres generaciones de una misma familia.

Legrand demostró que durante los días de encierro ha estado al tanto de la actualidad. Recordó a Goldy, su hermana, que falleció mientras dormía. La echa mucho de menos. Eran gemelas y hablaban hasta diez veces al día. Sin duda,  ha sido una persona imprescindible para Mirtha. Su recuerdo sigue muy presente en la conductora: “Era todo para mí y no pude despedirla”.

Sin dudarlo, Mirtha reconoció: “La televisión es un vicio para mí”. Confesó que no se ha perdido ni uno de los programas que ha presentado su nieta. Ella, que suele interrumpir a quienes se sientan a su mesa, expresó: “Siempre quiero que se luzcan todos los invitados en la mesa”.

Sorpresa, sorpresa

Mirtha se mostró muy emocionada

Y para finalizar, la producción del programa preparó una sorpresa que ha dado mucho que hablar. Fue Marcela quien anunció: “Qué pase la cuarta generación”. Ámbar de Benedictis apareció. Es hija de Juana Viale. Mirtha se emocionó y Juana se quedó perpleja. La actriz siempre ha resguardado con uñas y dientes la privacidad de sus hijos. De ahí que la salida de Ámbar le pillara fuera de juego.

Según explicó Marcela Tinayre, Juana no se enfadó con la aparición de Ámbar. Lo que ocurre es que no le gustan las sorpresas. Y como no podía ser de otra manera, Mirtha Legrand despidió el programa con una de sus míticas frases: “Como te ven, te tratan. Y si te ven mal, te maltratan. Y si te ven bien, te contratan”.