Hacía tres años que no sabíamos nada de Rubén Cortada, uno de los actores con más proyección del panorama artístico. Una vez de regreso en España, el artista ha querido explicar los motivos de este largo exilio: “Estuve en Cuba. Paré de trabajar porque me fui por unos temas personales y cada vez se complicó más la cosa. Se me fue de las manos y no pude salir del país hasta casi pasados tres años. Fue una situación complicada”, cuenta Rubén en una entrevista para Mad Men Magazine.

El descenso a los infiernos de Rubén Cortada

Aunque Rubén Cortada no explica con detalle el motivo que le obligó a aislarse, da pistas bastantes clarificadoras. Una de ellas, su imagen, barba poblada y cabello largo:” Yo ahí estaba solo (Cuba), completamente solo. La barba era una forma de camuflarme. Me fui muy abajo. Mal. Son procesos y todo el mundo los tiene. No es que yo sea especial por esto. Y estamos hablando de esto justamente porque ahora estoy bien. Pero nuestros demonios están todo el tiempo acechando, o por lo menos a mí me están dando todo el tiempo. En Cuba fue bajar al noveno círculo del infierno”.