Han pasado más de cuatro meses desde que una asustada Mila Ximénez entrase por teléfono en Sálvame para anunciar que le habían detectado un cáncer de pulmón. 120 días de llantos, dolor y de una lucha que podría estar a punto de terminar. ¿Cómo ha evolucionado la enfermedad en Mila?

Aunque no ha sido un camino de rosas y esta dura vivencia le ha mantenido ciertamente alejada de su puesto de trabajo, hemos podido saber que la colaboradora está obteniendo unos resultados muy favorables en sus últimas sesiones de quimioterapia. Una noticia muy positiva que sin duda arroja luz a la propia Mila y también a toda su familia, donde su mayor apoyo es Alba Santana, su única hija.

Si bien es cierto que hemos visto a Mila en Sálvame durante todos estos meses, su participación en el cortijo vespertino de Telecinco ha disminuido considerablemente debido a su estado de salud. Es por eso que en ocasiones Ximénez ha tenido que hacer un esfuerzo notable para acudir a su programa, donde, sinceramente, la hemos visto más guapa que nunca en su peor momento personal.

Por su hija Alba prometió luchar hasta el final y así lo está haciendo. Rodeada de su familia y de su grupo de amigos más cercanos, la colaboradora de Sálvame tiene mucho que celebrar, y estamos seguros de que muy pronto será ella la encargada de comunicar en su programa que ha superado esta dura enfermedad, que afecta a más de 40.000 personas en nuestro país.