Prometían que iba a ser una noche histórica y lo fue. El programa Cantora, una herencia envenenada ha destapado el supuesto engaño y los supuestos fraudes que Isabel Pantoja cometió cuando Paquirri falleció. Pero también ha puesto en la picota a Agustín Pantoja después de que Kiko Rivera haya hablado claro, por primera vez, sobre él. Te lo contamos todo, a continuación.

La sombra alargada de Agustín Pantoja

Siempre en un discreto segundo plano, el papel de Agustín Pantoja en la vida de su hermana ha sido tema de conversación y debate en los medios de comunicación. Para algunos, el causante de su ocaso profesional y, para otros, la mano que mece la cuna en una vida marcada por el escándalo. Sea como fuere, celoso de su intimidad, llevó a los tribunales a quienes le cuestionaban constantemente y consiguió que se le protegiera judicialmente para evitar, precisamente, lo que ha hecho Kiko Rivera: que se hablara de él y de sus asuntos más privados. Nadie podía pensar que en su intervención en el especial de Telecinco, Kiko cruzara líneas rojas tan graves como hablar de la doble vida que Agustín estaría llevando.

Siguiente página: «Mi tío tiene que reconocer lo que es»

 

Anterior1 de 4