Fue un hecho histórico. La entrevista que Kiko Rivera concedió para el especial Cantora, una herencia envenenada ha roto los esquemas del mundo del corazón. Las confesiones del hijo de Isabel Pantoja sobre los engaños de los que habría sido víctima, hicieron triunfar al programa consiguiendo un 31.7% de share con más de 3.7000.000 espectadores. Unos datos que ahora preocupan debido a la situación de Isabel Pantoja. En EseCorazón te contamos la última hora.

Kiko Rivera no perdona a su madre

Todo ocurrió el pasado dos de agosto durante el cumpleaños de Isabel Pantoja. Kiko descubrió, por casualidad, que la habitación de Cantora en la que descansaban algunos recuerdos de Paquirri era en realidad un mausoleo en el que se encontraban los trastos de matar que, durante años, han reclamado Francisco y Cayetano Rivera. Pertenencias que Isabel insistía en que habían sido robadas y que, por lo tanto, no se encontraban allí: «Vi que estaba todo allí y llamé a mis hermanos, primero a Cayetano y luego a Francisco, para pedirles perdón», comentó en el especial de Telecinco. Durante su intervención, Kiko no se quedó solamente aquí, sino que también habló de Encarna Sánchez y María del Monte.

Siguiente página: Kiko Rivera habla abiertamente de Encarna y María del Monte

 

Anterior1 de 4