Karmele Marchante no deja de sorprender. Si hace unos días se convertía en titular tras una monumental bronca en la televisión autonómica catalana, hoy se ha convertido en tendencia en las redes sociales después de pedir que quemen una conocida entidad financiera. La periodista, harta del difícil trato dispensado por el banco, ha soliviantado a sus seguidores y haters con comentarios reiterativos que instan a la población a cometer un acto vandálico.

Al grito de «Hay que quemar el BBVA por inepto», la ex colaboradora de Sálvame tiene claro que no quiere continuar supeditada a los poderes financieros. Polémica y lenguaraz, Karmele Marchante no se ha dejado amedrentar con aquellos comentarios que le advertían de que sus alaridos cibernéticos podrían tener graves consecuencias para ella.

Karmele asegura que no puede más con la falta de atención que ha recibido durante los últimos tiempos y está dispuesta a luchar hasta quedar sin aliento para conseguir que le atiendan. De lo que quizás no es consciente es que podría estar incurriendo en un delito de enaltecimiento del odio.

Declaraciones controvertidas

Acostumbrada al ruido, no extraña esta nueva polémica. Hace algunos meses, después de que Sálvame la desempolvara del baúl de los recuerdos, Karmele dio un paso al frente y acusó al espacio de Jorge Javier Vázquez de haberle sometido a un bullyng continuo y constante que, eso sí, nunca denunció en los tribunales.

La colaboradora también señaló a sus ex compañeros de tomar sustancias poco recomendables durante la emisión del programa. Unas acusaciones que no tuvieron réplica públicamente, pero que podrían acarrearle más de un problema.